Un centro urbano sostenible es aquel que es capaz de integrar en su funcionamiento como sistema elementos que provoquen el mínimo impacto sobre su entorno y se construye a sí mismo de un modo participativo de acuerdo a unos principios ecológicos, de igualdad y educadores, mientras favorece la regeneración y el respeto de su entorno natural así como la cohesión social, la educación para la paz y la integración cultural (Ediciona, 2011).

El concepto de Centros Urbanos Sostenibles o Ciudades Sostenibles se ha venido desarrollando basado en las implicaciones que varios aspectos tienen en la sociedad, como el cambio climático (que cada vez es más evidente), la deficiente gobernanza/gobernabilidad del desarrollo sostenible y del riesgo, deficiente regulación y ocupación del suelo e inadecuada planificación territorial, entre otros aspectos que, traen consigo afectaciones al planeta con cambios a nivel global, especialmente en los campos económico, energético, ambiental, alimentario, cultural y social, que posteriormente podrían ser traducidos en desastres (Serrano, 2008; Peralta e Iglesias, 2018). Dada esta problemática, recientemente a nivel mundial se han estado desarrollando avances normativos que procuran proponer soluciones desde una perspectiva global. Entre estos avances se pueden citar la nueva Agenda Urbana, los acuerdos de Cambio Climático, el Marco de Sendai para la reducción del riesgo de desastres y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) (a través del objetivo número 11 el cual es lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles), en los cuales Colombia ha participado y ha sido signatario.

Actualmente, las ciudades albergan cerca de la mitad de la población mundial, y se espera que en los próximos  años la población de los centros urbanos en países en vía de desarrollo incremente drásticamente. La urbanización sostenible ha tenido un gran apogeo en los últimos años, sin embargo, no ha sido un concepto aplicado en las ciudades o centros urbanos de muchos países en vía de desarrollo (Montañez, 2009).

A la luz de lo anterior, ACODAL Seccional Occidente, consciente de la necesidad de avanzar en la consolidación de un modelo de desarrollo territorial que integre las condiciones mínimas y necesarias para buscar un diseño y desarrollo urbano sostenible y resiliente, ha organizado la segunda versión del Seminario Internacional Centros Urbanos Sostenibles y Resilientes, con el apoyo de instituciones que trabajan en las temáticas de interés del evento, con el fin de reforzar los conceptos fundamentales de desarrollo enmarcado en el cumplimiento de las agendas y acuerdos mencionados, así como actualizar al sector en todos aquellos avances que hagan que un centro urbano (ciudades pequeñas, medianas y grandes) sea sostenible y resiliente, presentando avances en investigaciones, experiencias, proyectos, resultados exitosos y no exitosos en lo que respecta a tecnologías de agua y saneamiento, construcción, energía y movilidad, tanto en el sector urbano, como en el sector industrial presente en los centros urbanos y áreas metropolitanas (también llamadas redes urbanas).