Con inversiones por 44 billones de pesos “Pacto por los servicios públicos” es necesario para mejorar calidad de vida de millones de colombianos, sostiene dirigente gremial.
 
El legislativo debe aprobar sin vacilaciones el Pacto por la Calidad y Eficiencia de los Servicios Públicos, que incorpora el Plan Nacional de Desarrollo, dijo la presidenta de la  Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (Acodal), Maryluz Mejía. Esa propuesta es urgente para mejorar la calidad en la prestación de los servicios públicos como el agua y la energía eléctrica.
 
“Es necesario para el bienestar de millones de usuarios que se apruebe dicho pacto, con el que el Plan de Desarrollo del Gobierno del presidente Iván Duque propende por un mejoramiento en el suministro del agua y la energía para promover la competitividad y el bienestar de todos”, señaló la dirigente gremial.
 
Dicho pacto “proyecta importantes inversiones para el cuatrienio, en materia de saneamiento con inversiones estimadas en 44 billones de pesos para mejorar la prestación servicios públicos hasta 2022, de los cuales, 19 billones de pesos corresponden a Agua limpia y saneamiento básico adecuado: hacia una gestión responsable, sostenible y equitativa”, indicó Maryluz Mejía.
 
El Plan Nacional de Desarrollo también establece mecanismos para fortalecer a la Superintendencia de Servicios Públicos, a través de recursos adicionales para financiar las soluciones de largo plazo que se requieren para las falencias que enfrenta el país en materia de agua potable y saneamiento básico.
 
Destacó que en el Plan de Desarrollo queda planteado además el manejo de un fondo para financiar las necesidades del sector de los servicios públicos al que ingresarán los recursos de los excedentes de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG),lo mismo que el producto de las multas que imponga la Superintendencia.
 
Acodal destaca también que el Plan Nacional de Desarrollo le otorgue nuevas herramientas al Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, para llevar soluciones de agua potable y manejo de aguas residuales en zonas de difícil acceso y en las regiones más apartadas de la Colombia rural.
 
Recuerda el gremio que el artículo 157 del proyecto señala que “el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio definirá los criterios para identificar asentamientos humanos rurales y viviendas dispersas rurales que hacen parte del componente rural del Plan de Ordenamiento Territorial con el fin de orientar la dotación de infraestructura básica de servicios públicos domiciliarios o de soluciones alternativas.
 
Las autoridades ambientales y sanitarias y la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios definirán criterios de vigilancia y control diferencial para quienes provean agua para consumo humano y doméstico en áreas urbanas de difícil gestión y en zonas rurales, de acuerdo con sus competencias”.  
 
Ver articulo click aquí