¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Alerta ambiental por el manejo de basuras en el relleno sanitario de Yotoco

por / domingo, 24 mayo 2015 / Publicado enComunicados Gremiales
El País

Cerca de cinco millones de toneladas de basura amenazan la estabilidad de este terreno en Yotoco que recibe desechos de Cali, Calima, Florida, Candelaria, Yumbo, Restrepo, Jamundí, entre otros municipios.
Fotografías: Jorge Orozco | El País

Las cerca de cinco millones de toneladas de basura que se han dispuesto en el relleno sanitario regional Colomba-El Guabal (en Yotoco) desde que entró en operación  hace casi siete años, podrían ser una bomba de tiempo ambiental, debido a los problemas de disposición de los residuos  que realiza la empresa Interaseo del Valle S.A. E.S.P.

Según información de Interaseo del Valle (entregada a El País por Emsirva S.A. E.S.P. en liquidación), entre el 25 de junio del 2008 y el  30 de abril del 2015 se han dispuesto en este lugar 4.666.978 toneladas de basuras, procedentes de  los hogares, algunos hospitales y algunas industrias de los municipios de Cali, Calima, Florida,  Candelaria, Yumbo, Restrepo,  Jamundí, La Cumbre, Dagua y Yotoco Valle, así como de Villarrica, Caloto, Guachené y Padilla Cauca.   Cali aporta el 77 % del total de las basuras que se disponen allí.

Lea también: Procuraduría lanza llamado de alerta por manejo de lixiviados en relleno de Yotoco.

Pero un reciente informe de la CVC, con fecha del 30 de marzo del 2015, deja ver que el operador Interaseo y el dueño de la licencia ambiental (la Empresa de Aseo y Aguas del Pacífico, Emapa S.A. E.S.P.)  están incumpliendo con las exigencias para disponer técnicamente las basuras en el relleno sanitario.

Según el reciente documento de la autoridad ambiental, existen problemas de manejo que pueden ocasionar el derrumbe de las montañas de basura (tal como pasó en Navarro), la contaminación de una quebrada con lixiviados (líquido de alta toxicidad que desprende la descomposición de la basura) y hasta la explotación ilegal de una cantera para el suministro de material para construir y reparar vías.

Los hallazgos

El relleno sanitario de Colomba-El Guabal es el segundo en tamaño de Colombia después de Doña Juana, en Bogotá. Allí se puede disponer la basura en tres vasos (así se llama a los sitios donde se depositan los residuos, que son cárcavas que se van rellenando). Actualmente está lleno el vaso A.

<br>Mapa El País

Mapa El País

Los frentes de operación donde actualmente está operando Interaseo del Valle son los vasos B y C1.

En el vaso B, la CVC  observó que los taludes tienen fuertes ángulos de inclinación que no cumplen con la pendiente aprobada en la licencia ambiental. Las alturas de las pendientes oscilan entre  seis y ocho metros aproximadamente, que según la evaluación de los técnicos de la autoridad ambiental generan inestabilidad en la montaña de basura y arcilla.

También se encontró la existencia de una considerable área de basuras sin la cobertura diaria requerida con un geotextil (felpa sintética). En los frentes de trabajo, explicó el ingeniero sanitario Hugo Salazar,  presidente de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (Acodal), se debe cubrir los desechos con este material  para evitar impactos como  moscas,  malos olores, que el viento se lleve parte de la basura y que en caso de lluvias, los residuos se mojen y produzcan más lixiviados.

Por esta causa, evidenció la CVC, hay un continuo afloramiento y encharcamiento de lixiviados, debido posiblemente a la inoperabilidad de los filtros (por donde se conduce el lixiviado hacia las lagunas de almacenamiento, que posteriormente debe ser tratado en  la planta dispuesta para ese efecto).

 Estos problemas en la operación son los causantes de los malos olores que se registran continuamente a la altura del peaje de Mediacanoa, operado por la Unión Temporal del Valle del Cauca y Cauca. El ingeniero ambiental del concesionario de la vía, Óscar Cerón, confirma que en este lugar se presentan problemas ocasionales como la presencia de moscas y zancudos y malos olores, que son la causa de algunos problemas de salud de los operarios de las casetas del peaje.

Dueños de fincas vecinas también indicaron que llegan bolsas plásticas a sus predios y que el ganado se ha muerto porque se come la basura que queda en el pasto.

Otro de los aspectos que encontró la CVC es que el  material para la construcción de los filtros no cumple con las especificaciones técnicas requeridas en cuanto a su tamaño, forma y diámetro, impidiendo la infiltración del lixiviado. Además, la laguna uno, donde se almacenan los lixiviados,  continúa totalmente llena y la segunda, aunque no lo está en su totalidad, tiene una alta ocupación de este líquido contaminante.

Tampoco se ha dado inicio  a las obras o canales para el manejo de las aguas lluvias en los vasos A y B. En la infraestructura improvisada que existe como canales, se están  transportando lixiviados, lo cual no es su función.

Incluso, en el vaso A, los lixiviados están siendo retenidos por una trinchera en tierra para evitar  su vertimiento a la quebrada El Espinal. Esta situación,  dijo la CVC,  se constituye en un riesgo de contaminación de la quebrada, teniendo en cuenta que donde queda el relleno es una zona de altas precipitaciones. Cuando se mezcla el agua lluvia con el lixiviado, se altera la capacidad hidráulica del canal, se colmata la trinchera y el desbordamiento caerá  directamente a la fuente de agua.

Parte del vaso C está en su proceso constructivo y de impermeabilización, pero tiene un gran volumen de basuras que se han ido esparciendo dentro de este sin ningún tipo de cobertura, aumentando la generación de lixiviados. Tampoco tiene la totalidad de las obras de control y manejo de las aguas lluvias, por lo cual la CVC no ha autorizado el inicio a la operación en esta zona.

Las zonas clausuradas  de los vasos A y B  (que están llenas) presentan brotes de lixiviados. Además se observó que las lluvias han lavado la capa de tierra (para esto se usa arcilla) que los cubre y los sella, dejando expuesta la basura, lo que posibilita el ingreso de aguas lluvias al interior de los residuos, como también el esparcimiento de sólidos al exterior (como se ve en las fotos de este informe tomadas el sábado 16 de mayo).

Sobre el manejo del biogás que genera la basura, dijo la CVC que en las zonas clausuradas,  las chimeneas no cuentan con los elementos necesarios para quemar el gas. Además se evidencia inestabilidad en las chimeneas y brote de lixiviados por las mismas, incrementando la inestabilidad de la montaña de basura.

Una cantera ilegal

La CVC evidenció que están haciendo explotación de roca muerta (material en forma de piedra que se tritura para la construcción y arreglo de vías) en la parte noroccidental del relleno  para ser utilizado en el arreglo de las carreteras y  plataforma de acceso.

Esto, a juicio de la CVC, es considerado como una cantera de materiales de construcción, que no cuenta con el respectivo título minero que lo expide la Agencia Nacional de Minería con su respectiva licencia ambiental para poder hacer su explotación. Es decir, la explotación es ilegal.

En la visita de la autoridad ambiental se encontró que  la cantera no cuenta con diseño definitivo de manejo de aguas lluvias, ni tiene diseño de las vías de acceso de las volquetas que hacen el cargue de material. El ingreso, de hecho, se hace por una pendiente alta que está generando un daño en la parte baja de la montaña, incrementando el riesgo de un posible deslizamiento del material que se extrae sin ningún control.

Además, hay  mala disposición del material de la cantera, que  puede causar un posible taponamiento de la quebrada El Espinal, generando el riesgo de una posible inundación de la parte baja del relleno.
Por todas estas razones, dijo la CVC, Interaseo S.A. E.S.P. no cumple las obligaciones consignadas en la licencia ambiental, por lo cual  dio inicio a un proceso sancionatorio en contra de la empresa.
Carlos Agusto Duque, director de Gestión Ambiental de la CVC, explicó que la sanción  se aplicará contra Interaseo del Valle y no contra Emapa (dueña de la licencia), porque Interaseo asumió la responsabilidad de lo que sucede dentro del relleno.
El directivo también le dijo a El País que Interaseo del Valle está vertiendo parte de los lixiviados al río Cauca sin hacerles la descontaminación en la planta de tratamiento de lixiviados que tiene el relleno.
Agregó que se les impondrá una multa y deberán hacer las correcciones hasta cumplir con las obligaciones de la licencia ambiental. Se estima que en un mes estará lista la sanción.
Esta no sería la primera multa. La CVC ya les impuso dos pecuniarias en estos siete años  y un cierre temporal de una de las celdas.

Un problema persistente

Observaciones parecidas hizo Emsirva en una supervisión del contrato de disposición final de las basuras,  según explicó Jaime Artunduaga, coordinador técnico operativo de Emsirva en liquidación. La visita se hizo el 22 de diciembre del año pasado.
Las conclusiones del informe son muy parecidas a las de la CVC, entidad que realizó la inspección tres meses después.
En diciembre pasado, tal como en marzo,  se evidenció que no se realiza cobertura temporal diaria en los frentes de trabajo, hay filtración de los lixiviados, mala posición de las chimeneas y falta de quemadores, infiltración excesiva de lluvias, erosión y generación de cárcavas en los taludes (montañas de basura) y la exposición de los residuos, tal como se ve en las fotos de este informe (tomadas el 16 de mayo), entre otros aspectos.
Hugo Salazar, de Acodal, aseguró que no le extraña que se den  estas irregularidades en el lugar. “Eso se veía venir. Lo ambientalmente responsable sería que el relleno no  recibiera más basura, pero eso no va a pasar. Ojalá en esta oportunidad, las sanciones sean drásticas y se corrijan los problemas”.

Requerimientos en el Cesar

La Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar,  le abrió investigación a la propietaria de la licencia ambiental Aseoupar y al operador del relleno Los Corazones, por problemas  en la operación.
Según informó la Corporación a este diario,  al relleno le está llegando más basura (aproximadamente cien toneladas diarias más) de la que está permitida en la licencia ambiental.
Kaleb Villalobos Brochel, director de Corpocesar,  dijo que para que Interaseo pueda recibir más residuos, debió solicitar  una modificación de la licencia o una autorización a la autoridad ambiental, “que hoy no la tienen”.

Hablan los involucrados

La gerente de Interaseo del Valle S.A. E.S.P.  Dora Milena Coy, explicó que si bien la visita del 30 de marzo pasado se realizó, la CVC no les ha hecho llegar el informe que conoció El País, ni tampoco han sido notificados de una apertura de un proceso sancionatorio.
“No tenemos conocimiento de nada oficial. De lo único que estamos enterados es de la visita porque la atendimos. Las observaciones de las que usted me habla no nos las hicieron ni siquiera verbalmente, por lo cual sería apresurado de mi parte pronunciarnos. Espero conocer primero el documento”, sostuvo la directiva.
 La Gerente  aseguró que la operación del relleno se hace de manera técnica.
“Hemos sido destacados como uno de los mejores del país por expertos internacionales”, aseveró Coy.
El dueño de la licencia, José Humberto Holguín, representante legal de Emapa, dijo que su firma  ha hecho llamados de atención a Interaseo para que corrijan las deficiencias en la operación.
“Nosotros no omitimos responsabilidades, porque somos los dueños de la licencia, pero hemos denunciado a Interaseo ante la CVC porque cuando les solicitábamos corregir,  nos contestaba que no los podíamos obligar  porque no somos autoridad”.
Fuente: http://www.elpais.com.co/elpais/cali/noticias/alerta-ambiental-por-manejo-basuras-relleno-sanitario-yotoco
SUBIR