Earth Green Colombia diseñó recipientes especiales para el manejo y producción del material orgánico sin contaminantes ni malos olores ni moscas e insectos, desde el hogar. FOTO DONALDO ZULUAGA

En materia de reciclaje todo es posible: mientras Medellín sólo recupera el 14 por ciento de los desechos generados cada día, en la VII Feria Expo Residuos que se realiza desde ayer en el Jardín Botánico se ven ejemplos a imitar, como el de una casa fabricada con madera plástica o una empresa que provee canecas para manejar el compostaje incluso desde la casa.

Luis Aníbal Sepúlveda, director ejecutivo de la seccional Noroccidente de Acodal -Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental-, que organiza el evento, admite que la capital antioqueña todavía necesita avanzar mucho en recuperación del material reciclable, pues hay ciudades como San Francisco, en E.U., que recuperan el 60%.

“Hay que trabajar mucho en los colegios, que no hacen reciclaje ni compostaje y esa es la matriz de aprendizaje; las secretarías de Educación, del Ambiente y de Agricultura deberían diseñar programas para que los niños tengan prácticas ambientalmente sanas para manejar los residuos de forma inteligente y eficiente”, opina.

En el Valle de Aburrá se generan 2.300 toneladas diarias de residuos, de las cuales 1.650 salen de Medellín. El mayor porcentaje de lo que se recupera es cartón y papel y después plástico. Pero con este último material aún no se ve mucho la evolución. Pese a eso, el negocio mueve $40 mil millones al año.

Lecciones para aprender

Un ejemplo de aprovechamiento a imitar es el que hace Ecociencia, empresa del Oriente antioqueño, que fabrica casas de madera plástica tipo vivienda de interés prioritario -VIP- a bajo costo y con cero contaminación.

“La madera plástica (compuesta de polietileno y polipropileno) tiene múltiples posibilidades y diseños en un país con alto déficit habitacional”, expone Juana Zapata, asesora de la firma.

Esta empresa de reciclaje, una entre las cerca de 50 que en Antioquia trabajan proyectos de residuos desde diversos frentes y áreas- está en capacidad de montar un edificio de 4 pisos para cuatro viviendas de 80 metros en un mes. El precio del metro cuadrado es de $600 mil, más bajo que en material duro, que para las VIP no baja de 1 millón. Ya hay una vivienda de 120 metros en la vereda Las Lajas, de El Santuario, y otra en la vereda San Luis, de Rionegro.

“Es construcción ecológica que se hace sin tumbar un solo árbol, sismorresistente y climatizada”, añade Juana.

Algo curioso es que el 60% de los residuos que genera Medellín son orgánicos, pero de estos solo se recupera el 1% o máximo el 2%. En Expo Residuos, Earth Green Colombia promueve sistemas autónomos de compostaje que permiten generar material orgánico desde la misma casa. Son recipientes fabricados en polietileno de alta densidad que trabajan por capas, son aireados y reducen de 60 a 30 días la generación del abono.

“Es un sistema limpio, sin generar líquidos lixiviados ni moscas, que posibilita producir el material desde la misma casa”, explica el ingeniero Gustavo González Gaviria.

Un recipiente permite manejar hasta 50 kilos o cien litros y sirve para dos casas. También los hay de más tamaños, para uso industrial, restaurantes y urbanizaciones.

Lo testifica Luis Alberto Echavarría: “en mi edificio, Jardines de Perú (barrio Boston), tenemos el sistema y nos ha ido bien, porque protegemos el ambiente y sacamos abono orgánico para los jardines y cultivos de la unidad”.

Casos que Medellín podría tomar como referencia para mejorar su “ineficiencia” en esta materia, al menos para llegar a la meta de reciclar, al 2020, el 20% de sus desechos.

Fuente: http://www.elcolombiano.com/medellin-sigue-en-deuda-en-manejo-de-los-residuos-YN2078742